Page 25

spaincontract29

25 Piscina activa con aguas termales, cabina de masaje y tratamientos con bañera de vaciado de mármol, zona de descanso y tienda. Active pool with hot springs, massage cabin and treatments with a marble bathtub, rest area and shop. El Balneario de la Alameda en Valencia acaba de abrir nuevamente sus puertas. Y lo ha hecho precedido de una renovación interior, con el inconfundible sello de Carlos Serra, que ha logrado impregnar de calidez y serenidad un espacio único en España. The Balneario de la Alameda in Valencia has just opened its doors again. And it has done so after an interior renovation, with the unmistakable stamp of Carlos Serra, who has managed to inject into warmth and serenity a unique space in Spain. Un gran hall semicircular, de 200 m2, da la bienvenida a quien traspasa el pórtico de acceso al Balneario de la Alameda. Materiales y tonos naturales, piedra y beige, dominan tapicerías, alfombras y textiles, en un gran salón para el relax y descanso antes o después de los tratamientos termales. Singularidad del balneario Y son estas aguas termales una de las claves de la singularidad del balneario, el único balneario urbano de España. No es un spá, sino un balneario tradicional, que se nutre de aguas subterráneas con propiedades beneficiosas, que surgen a 43ºC y a más de 600 metros bajo suelo, en pleno centro de la ciudad. Tienen su reflejo en el interiorismo de Carlos Serra, de Mercader de Indias, que ha creado “un ambiente neutro, relajado y tranquilo, con cortinas de luz que evocan el agua”. Paneles textiles con iluminación interior delimitan los seis espacios que dan forma a este salón siguiendo de forma armónica la curvatura de su fachada. Serena elegancia en estilo contemporáneo para un lugar de bienestar. La recepción, en el centro del semicírculo, preside y completa el ambiente con el blanco impoluto de su panel trasero y su mueble lacado, coordinado con una barra de té. Son piezas diseñadas por Serra, que rememoran en su diseño de líneas puras y cuarterones la época de construcción del edificio: 1908. Un edificio histórico Declarado Bien de Interés Cultural, nació al amparo de uno de los grandes hitos de la ciudad: la Exposición Regional de Valencia de 1909. El certamen supuso todo un alarde arquitectónico, del que no escapó este edificio. Fue concebido y utilizado como guardería para las trabajadoras de la fábrica de tabacos cercana, cuya sede recién construida prestó la empresa a la Exposición. Y en permuta, recibió el llamado Asilo de Lactancia. Hoy, la Tabacalera alberga dependencias municipales y la casa de lactancia es el actual Balneario de la Alameda. Su autor, el arquitecto Ramón Lucini Callejo, ideó para él una planta curva, con fachada exterior cóncava, de fábrica de ladrillo, presidida por un pórtico de acceso de líneas neoclásicas. Con su marcado carácter ecléctico, resaltado por las cenefas de azulejo blanquiazul, conforma una imagen decimonónica que forma parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad.


spaincontract29
To see the actual publication please follow the link above